Parece que la clave del buen rendimiento del monoplaza de McLaren puede haber sido descubierto, a tenor de lo que informan en la revista Auto Motor und Sport. Según la publicación alemana el equipo británico cuenta con un sistema que controla el flujo de calor de los frenos hacia los neumáticos, para aumentar o disminuir la temperatura de estos y así obtener un mejor rendimiento.

Este invento de McLaren es bastante ingenioso y les permite controlar la temperatura de los neumáticos. Cuando salen de boxes durante las primeras vueltas necesitan calentar los neumáticos, entonces aumentan el flujo de calor que salen de los frenos para que los neumáticos de Pirelli lleguen a su punto óptimo de temperatura lo antes posible.

El sistema no es automático y no puede ser modificado por el piloto o desde el muro de boxes, para realizar modificaciones en el flujo de aire que llegan a los neumáticos desde los frenos un mecánico tiene que ajustar el sistema con un destornillador en la parada de boxes.

Un sistema muy ingenioso pero que puede parecer no demasiado complejo, aunque no está confirmado que sea así al cien por cien. De todos modos, cabe esperar que el resto de equipos comience a investigar sistemas similares, si es que no lo están haciendo ya.