El ritmo no es tan malo como los resultados parecen reflejar. Es el mensaje que ha querido transmitir Pastor Maldonado para acallar las voces en torno a los fracasos de Williams en las últimas carreras. El piloto venezolano tuvo la oportunidad de probar el sabor de la victoria en el Gran Premio de España, celebrado en el circuito de Montmeló, pero desde entonces la escudería inglesa no ha hecho más que encadenar una decepción tras otra, sin lograr que ninguno de sus pilotos alcanzase la Q3 ni en Mónaco ni en Canadá y con un pobre balance de un punto entre ambas carreras.

Para Maldonado, esos resultados no reflejan la realidad de la situación en la que se encuentra el FW34. Y es que, para el venezolano, Williams sigue siendo un equipo competitivo que, sin embargo, ha tenido que hacer frente a una racha de mala suerte.

Yo creo que hemos sido buenos. Estuvimos bien en Mónaco, porque siempre estábamos ahí, entre los cinco primeros. En Canadá, igual. Salió mal en la clasificación, pero creo que fue consecuencia del tráfico. Hice lo que pude a una vuelta; lo intenté y no salió. Desde nuestro punto de vista hemos sido competitivos, pero no hemos tenido suerte.

Maldonado, sin duda, cree que esta mala racha por la que ha pasado el equipo y acabará y no ve motivos por los que, tras ello, no vuelvan los éxitos a la escudería. En su opinión, sólo es una cuestión de seguir trabajando.

Tenemos que trabajar duro, especialmente con el coche, para tratar de mejorar. Necesitamos un mayor equilibrio entre la calificación y la carrera. Creo que no estamos tan lejos, sólo necesitamos ponerlo todo de nuestra parte.