Pastor Maldonado demostró en el Gran Premio de Europa que es capaz de lo mejor y de lo peor. Después de haber completado una gran sesión de clasificación gracias a la cual consiguió partir desde la tercera plaza y haber realizado un muy buen trabajo durante 56 vueltas, el venezolano tiró una meritoria cuarta posición solo por querer adelantar a Hamilton en las últimas curvas y tratar de conseguir una plaza de podio.

Pastor Maldonado en el Gran Premio de Europa

El piloto británico le cerró y Maldonado fuera de la pista quiso entrar rápidamente para no perder tiempo, llevándose por delante al piloto de McLaren. El venezolano pasó de la cuarta a la décima posición después de este incidente y, al menos, consiguió sumar un punto. Pastor calificaba su carrera de 'desafortunada':

Ha sido una carrera desafortunada para nosotros ya que estábamos buscando con fuerza el podio. Estuvimos luchando desde el inicio de la carrera, al final pasé a Lewis (Hamilton) y luego me lo devolvió. Salté el piano, y no hubo nada que pudiera hacer y nos tocamos. Yo estaba en una gran vuelta después de una gran carrera. El coche iba bien y tuvimos un buen ritmo.

El venezolano debe cambiar su temperamento, no puede tirar su carrera y la de otro piloto por querer pasar a toda costa. En Valencia falló, al igual que en Mónaco, y en otras carreras en el pasado. Maldonado tiene que saber controlar estas situaciones y evitar toques que suponen la perdida de una gran cantidad de puntos.

Imagen: ZoneF1