Errores de pilotaje y fallos de fiabilidad están lastrando la temporada de Michael Schumacher, que tan solo pareció ver la luz al final del túnel al lograr el mejor tiempo en la sesión de clasificación del Gran Premio de Mónaco.

Norbert Haug no achaca el mal inicio de temporada de su piloto a la mala suerte, dice que son cosas que pasan y que hay que afrontar con dureza pues en cualquier momento la situación puede revertirse. El jefe del equipo Mercedes admitía que tienen que trabajar en la fiabilidad del monoplaza, ya que esta y la velocidad deben ir de la mano si quieren ganar carreras:

No es mala suerte, a veces ocurre. Si lo das todo y ayudas al equipo a desarrollarse más, lo que tienes que aceptar es que hay fallos a veces le ha pasado a mucha gente antes, no es una situación ideal, pero tiene que ser fuerte. La situación podría dar la vuelta mañana. Creo que él mostró lo que puede hacer de nuevo. Algunas personas le criticaron, pero él ha estado en seis carreras, cuatro veces en los cuatro primeros (en la clasificación). La velocidad está ahí y hay algunos problemas de fiabilidad que son desafortunados, pero una vez más tenemos que criticarnos a nosotros mismos, tenemos que criticar al equipo.

Estoy seguro de que si pudiera elegir querríamos tener primero la velocidad y segundo la fiabilidad. Hemos tenido estrategias muy buenas, hemos tenido paradas en boxes muy buenas, pero tiene que venir ese paquete en conjunto.

La temporada de Schumacher comenzó a mejorar en Montecarlo, esperemos que la dinámica se mantenga en Canadá y le podamos ver luchando por las victorias. Más emoción y espectáculo para el Campeonato.

Imagen: Autoandrive