La victoria de Lewis Hamilton en el Gran Premio de Canadá ha insuflado fuerzas al equipo McLaren, que afrontan ya la próxima cita en Valencia con un extra de motivación.

El piloto inglés sabe que ya cuenta con la ventaja de liderar el Campeonato, pero no quiere relajarse en un año en el que la lucha por el título está más abierta que nunca.

Estoy sólo dos puntos por delante de Fernando, que no es nada; sobre todo porque hay un puñado de pilotos muy fuertes que están separados por un par de puntos. Además, la intensidad del Campeonato de este año hace que haya muy poco margen para respirar. Hemos podido ganar en Canadá, pero hay mucha presión para seguir acumulando buenos resultados en todos los grandes premios.

Creo que la coherencia, más que los resultados individuales, será la clave para ganar este Campeonato del Mundo, así que necesitamos volver de Valencia con otro buen resultado.

Al margen de lo que pueda pasar de aquí a final de año, lo que está claro es que Hamilton confía en que el próximo Gran Premio también será muy positivo para McLaren. Sin duda, confía en que la suerte le sonreirá en el Valencia Street Circuit, un circuito talismán para él en el que ha subido al podio en tres ocasiones de las cuatro posibles.

Voy a Valencia super motivado para conseguir otro buen resultado y mantener mi impulso antes de llegar a Silverstone y el Gran Premio de Gran Bretaña.