El resultado final de la carrera de Canadá fue un poco decepcionante para Ferrari, pero si obviamos el hecho de que la estrategía no fue bueno se puede considerar que el pasado fin de semana fue positivo para el equipo italiano. El motivo es muy simple y no es otro que se confirmó que las evoluciones que están aplicando al monoplaza han funcionado, lo suficiente para permitirles luchar de tú a tú con sus rivales.

La siguiente carrera se disputará en Valencia con el Gran Premio de Europa y allí el equipo italiano se ha marcado un objetivo: lograr la pole position.

Salir desde la primera posición es algo muy importante, no tan importante como anteriores temporadas, pero sigue pudiendo facilitar la victoria ya que el piloto que se sitúe en la primera posición tiene aire limpio, lo que lleva a que pueda tener una menor degradación de neumáticos además de no tener turbulencias causadas por coches de delante o tener una mejor refrigeración del motor.
En Valencia Ferrari tendrá una nueva actualización en su monoplaza.

Tenemos evolución en Valencia. Nuestro principal objetivo es lograr la pole position y no estamos lejos. Lo importante es seguir mejorando el coche.

Señalaba Stefano Domenicali asegurando que no estará contento hasta que logre la primera pole position de la temporada.