Si todo sale bien, en junio del próximo año se llevará a acabo el Gran Premio de América (sí, ese es su nombre oficial) en el circuito callejero de Nueva Jersey. Desafortunadamente para los organizadores, pocos parecen convencidos que el Port Imperial Street Circuit estará listo para recibir su carrera inaugural dentro de doce meses.

El escéptico que más debe estar preocupando a los promotores de las carreras es Bernie Ecclestone, quien ha vuelto a externar sus dudas sobre la viabilidad del evento en 2013:

No, definitivamente no.

Así contestaba el patrón de la F1 cuando la BBC le preguntaba directamente si él creía que los americanos estarían listos para llevar a cabo la carrera el próximo año. Cuando los reporteros de la cadena británica le han recordado los comentarios de los organizadores, quienes están muy confiados de tener las cosas a tiempo, Bernie Ecclestone ha matizado:

Tendremos que verlo, necesito ir y echarle otra mirada. Con lo que he visto hasta el momento y con lo que está pasando yo no me siento tan seguro como ellos. Si pueden tener el circuito completo y confirmarnos que está terminado, claro, tendrán su lugar en el calendario.

No solo Bernie ve complicado que las obras se concluyan a tiempo, también el bicampeón mundial Sebastian Vettel, quien visitó el lugar después del Gran Premio de Canadá, ha señalado que falta mucho por hacer:

El circuito no está ni cerca de ser terminado, aunque, como ya dije, [una vez concluido] será grandioso.

David Coulthard, quien por cierto ahora trabaja justamente para la BBC, tampoco parece muy convencido con los avances del proyecto. Después de acompañar a Vettel en un evento de promoción de la carrera, el británico comentó:

[Los organizadores] creen que [las obras] están por delante de lo calendarizado. Todavía tienen unos 12 meses, pero hay mucho trabajo por hacer, la carretera tiene mucho desnivel en el medio. Ese es el problema principal que deben resolver para tener una pista callejera apropiada.