Tal y como sucedió la temporada pasada el DRS tendrá prohibido su uso en el túnel del circuito de Mónaco. El año pasado la FIA decidió que los pilotos no podrían usar este elemento dentro del túnel por motivos de seguridad, prohibición que sigue vigente este año.

Su uso se prohibió por la preocupación a que uno de los pilotos pudiera perder el control en esta zona del circuito y chocar violentamente contra el muro. El túnel del circuito de Mónaco cuenta con una de las curvas más rápidas del campeonato y finaliza en la fuerte frenada de la chicane, donde Sergio Pérez tuvo un fuerte accidente la temporada pasada.

Los organizadores de la carrera monegasca han realizado cambios en dicho punto. El muro de protecciones donde se estrelló el piloto de Sauber el año pasado ha sido desplazado varios metros con el objetivo de dar una mayor seguridad en el caso de que se vuelva a producir una situación similar esta temporada.

Los pilotos vieron con buenos ojos la prohibición de usar el DRS en el túnel la temporada pasada, considerando que usarlo era un peligro innecesario correr. Este año tampoco lo podrán usar, y desde mi punto de vista sigue siendo una buena decisión ya que aunque se permita usar no va a haber ningún beneficio para los pilotos, sólo aumentar al riesgo de un accidente en una zona crítica del circuito.