Durante estos días de entrenamientos en Mugello hemos visto a varios pilotos hablar muy bien del trazado italiano en algunos casos, aunque en otros han considerado que no es un trazado apropiado para hacer este tipo de pruebas. Entre los que han hablado de forma positiva se encuentran Mark Webber, Fernando Alonso, Felipe Massa o Nico Rosberg.

A raíz de estas declaraciones han surgido algunos rumores, los cuales apuntan a que el trazado italiano podría estar buscando hacerse hueco en el calendario de la Fórmula 1. El director del trazado, Paolo Poli, ha contestado a esta posibilidad de una forma muy clara.

Estamos trabajando para mejorar la pista y para probar la habilidad de la infraestructura y nuestro potencial para ser capaces de pensar en algo más. El camino es largo, pero no queremos desaprovechar la oportunidad.

Palabras que han levantado una pequeña polvareda y ha llevado al director del circuito de Monza, Enrico Ferrari, pedir moderación a los responsables de Mugello y respectar la tradición.

Tenemos un contrato con la FOM hasta el año 2016. Nosotros respetamos algunas iniciativas, pero debemos recordar que Monza es parte de la historia automovilística y creo que hay mucha gente que desea que esta tradición se respete.

Cada uno juega sus cartas y por lo que parece en Mugello están dispuestos a hacer las cosas bien y buscar un hueco en el calendario. Es demasiado pronto para saber si todo esto se quedará en simples palabras o bien las cosas irán a más. En cualquier caso, estoy seguro de que Bernie Ecclestone no hará caso omiso a las declaraciones de uno y otro.