Jenson Button terminó ayer en la segunda posición por detrás de Nico Rosberg en el Gran Premio de China, aunque el piloto de McLaren pudo haber tenido más opciones de luchar por la victoria si no llega a ser por un problema en la última parada en boxes que realizó.

El piloto británico afirma que ese problema en la parada en boxes le costó la victoria, ya que debido a este estuvieron diez segundos más de lo habitual parado y además de ese tiempo cuando regresó a pista salió por detrás de cuatro coches, a los que tuvo que adelantar.

Nos hemos puesto las cosas más difíciles con una parada en boxes de mucho tiempo, pero estas cosas pasan.

Comentaba el piloto de McLaren en la que a pesar de este problema considera que fue una carrera muy buena, con luchas muy interesantes.

Fue una gran carrera. Fuimos a una estrategia de tres paradas, que era diferente. Fue muy divertido, incluso con el problema que tuvimos, pero esto contento de volver a casa en segundo lugar, fue una buena pela y la mayoría fue muy limpia.

Aseguraba Jenson Button que después de tres carreras disputadas en este campeonato se encuentra en la segunda posición del Mundial por detrás de su compañero de equipo a pocos puntos.