Las dos primeras carreras de la temporada no han podido tener un final peor para Romain Grosjean. En el Gran Premio de Australia a penas completó tres vueltas y en Sepang corrió la misma suerte, al salirse de pista con el aguacero.

Sin embargo, el piloto francés no se resigna y espera que cambie su suerte en la próxima cita de la temporada, el Gran Premio de China. Grosjean explicaba que está contento con el rendimiento del monoplaza y esperaba que su temporada de aciertos comience en Shangai:

Podemos decir que tenemos un buen rendimiento del coche. Nos metimos en la Q3 en las dos carreras por lo que el coche está funcionando muy bien. Hemos sido capaces de luchar por la primera fila en la clasificación y el ritmo en la carrera es muy bueno.

En China, espero que podamos tener una carrera más normal con todo en orden con respecto a la salida y la carrera y no una increíble cantidad de agua en la pista como lo hicimos en Sepang, y finalmente podamos alcanzar el buen resultado que no somos capaces de lograr.

Cuando se cometen errores hay que admitirlo y no repetir ese error cuando es tu culpa. Las dos primeras carreras fueron difíciles y no obtuvimos buenos resultados... Sé que podemos hacer grandes cosas en las carreras futuras. Mi temporada se inicia correctamente en China.

Veremos si Grosjean consigue remontar el mal inicio de temporada que ha tenido. Ya sabemos que en Lotus no son muy pacientes con sus pilotos, como no empiece a mejor su asiento podría llegar a peligrar.

Imagen: ZoneF1