Ferrari no se cansan de decir que tienen que darle un monoplaza competitivo a Felipe Massa para que este pueda mostrar todo su potencial, lo hacen por esto pero en una parte muy importante es por que ellos mismos los necesitan, para darle un coche competitivo a Fernando Alonso y para no tener que bajar a Massa del Ferrari. El piloto brasileño está ya fuera de su asiento, tan sólo están esperando al momento adecuado para cambiarle, pero desde mi punto de vista --y probablemente la de muchos de vosotros-- no hay ninguna opción de que Massa continúe en su asiento de piloto oficial.

El equipo de Maranello no suele echar a pilotos durante una temporada, el momento ideal para anunciar el cambio de piloto es cuando el presente año llegue a su fin, hacerlo antes de ese momento será incomodo, poco probable, pero no imposible. Y digo que no será imposible por que hay muchos factores que pueden influir en la decisión de bajar al brasileño antes de tiempo, uno de ellos sin duda es la presión ejercida por los aficionados del equipo y también por la prensa, principalmente la italiana.

Felipe Massa es un piloto rápido con un coche bueno, es algo que ya hemos visto en el pasado, sin embargo con el F2012 no puede ser rápido y de hecho es bastante más lento que su compañero de equipo. De hecho, la situación que tiene Massa es la peor posible: el coche difícil de pilotar, de reglar, complicado de entender y además de todo eso, tienes a tu lado a Fernando Alonso, que probablemente es el mejor piloto de la parrilla en sobre ponerse a las adversidades y saca petroleo de un coche que tiene muchas dificultades.

En el momento en el que el F2012 sea mejor el piloto brasileño podrá ser mejor a los mandos del coche, de lo contrario la diferencia con Alonso muy probablemente seguirá siendo demasiado grande. En Ferrari saben que con un monoplaza mejor la diferencia que habrá entre sus dos pilotos será menor y de este modo se podrá aliviar la presión sobre Massa. De lo contrario ésta aumentará y será hará insoportable hasta que llegue el momento en el que no puedan esperar al final de la temporada para bajar a Felipe Massa de su asiento.