Esta mañana la escudería Lotus sólo ha podido completar un puñado de vueltas en la primera jornada de entrenamientos en Montmeló debido a un problema en el chasis, que era mandado a fábrica para solucionar los problemas y continuar con los entrenamientos en el día de mañana con el chasis que usaron en Jerez. Sin embargo según se acaba de anunciar, en Lotus han decido no volver a la pista hasta que hayan detectado el origen del problema.

Esto significa en primer instancia que destacan correr el resto de semana en Montmeló y una vez encontrado el problema, y solucionado, afrontarán la última semana de entrenamientos de la pretemporada, que se celebra en Montmeló desde el 1 de marzo al día cuatro del mismo mes.

Desde Lotus indican que los problemas afectan a los dos chasis que se han fabricado hasta ahora, incluyendo el de Jerez, con el que rodaron un total de 1788 kilómetros y en el que no han detectado el problema hasta ahora. Todo hace indicar que es un problema de fabricación de estos primeros chasis.

Será más productivo para nosotros llevar a cabo estas modificaciones en el chasis en Esntone en luga de enviar el primer chasis esta semana. Vamos a poder las medidas adecuadas en su lugar y seremos capaces de solucionar el problema antes de la próxima semana.

Esta es la explicación de James Allison indicando que tienen que modificar ambos chasis en la fábrica y por ello no entrenarán más durante esta semana en el trazado catalán, por su parte Eric Boullier indicaba que

Hemos identificado rápidamente el problema con el chasis y nuestro departamento de diseño ha ideado una solución. Estaremos presentes en la prueba la próxima semana.

Aunque vayan a estar presentes la próxima semana en Montmeló lo cierto es que perder una semana de entrenamientos es una muy mala noticia y hará que pierdan una gran cantidad de kilómetros en pista que pueden resultar vitales durante las primeras carreras de la temporada.