Si la presentación del MP4-26 en Berlín fue todo un espectáculo el pasado año cuando se puso en escena un monoplaza radical en todos sus sentidos, el nuevo proyecto de la escudería de Woking que se destapa mañana volverá a dejar “boca abiertos” a todo a quien que presencie el evento. Poco después de finalizar la temporada pasada, la escudería McLaren advirtió que el monoplaza de 2012 sería una evolución del mismo concepto que se utilizó en la temporada pasada.

Sin embargo, el director general de McLaren Applied Technologies, Geoff McGrath, ha declarado a escasas horas de la presentación oficial que el nuevo monoplaza impresionará en tal medida que podría ser criticado por sus nuevas innovaciones técnicas. El conjunto comandado por Martin Whitmarsh tiene la consciencia tranquila ya que han construido un monoplaza legal, pero parece ser que están dispuestos en aclarar cualquier tipo de queja al respecto.

Existen innovaciones técnicas en nuestro monoplaza que saltarán a simple vista cuando lo vean. Estamos dispuestos a tener que luchar por demostrar su legalidad.

Hemos comenzado tarde en los dos últimos años y esta situación fue muy decepcionante, porque cuando estamos detrás, hemos podido comprobar en el pasado que hemos sido capaces de sobreponernos antes que nadie. Por supuesto, hasta que no lleguemos a Jerez no sabremos si los ingenieros habrán hecho un gran trabajo.

Declaraba Geoff McGrath un día antes de la presentación oficial del radical e innovador MP4-27. Tanto Lewis Hamilton como Jenson Button están preparados y hospedados a escasos kilómetros de la factoría de Woking para ser los mayores protagonistas en el día de mañana junto con su nuevo monoplaza. Un nuevo concepto cargado con la tecnología más avanzada y radical para logar el ansiado objetivo, retomar la senda del triunfo.