El nuevo monoplaza de HRT tendrá que esperar una semana más para su debut. El equipo español tenía previsto que el nuevo coche pudiera ser usado ya en la primera semana de entrenamientos de Barcelona pero parece que tendrá que esperar a la última semana de entrenamientos de la pretemporada. El motivo es que el nuevo chasis no ha superado los crash-test, el cual se han fallado en dos ocasiones.

Para poder poner el nuevo monoplaza sobre la pista tienen que superar un total de 17 pruebas de impacto y el nuevo monoplaza de HRT ha superado 14, fallando dos de estas pruebas y siendo incapaz de hacer otra. Las pruebas que se han fallado, entre las que se encuentra el choque lateral, por un margen muy pequeño.

Desde el equipo aseguran que esto no es una preocupación ya que el principal objetivo era que el chasis fuese aprobado y este ha tenido el visto bueno. Sin embargo tienen un retraso en los planes ya que tienen que esperar nuevos materiales para reforzar el chasis y pasar las pruebas de impacto. Con esto, todo hace indicar que no disputará la primera semana de Barcelona con el nuevo monoplaza y está por ver si deciden acudir al trazado catalán con el coche de la temporada pasada.