En F1Actual continuamos repasando lo que nos dejó el 62° Campeonato Mundial de Fórmula 1. Ya les hemos compartido los que consideramos fueron los mejores adelantamientos de 2011, así como el Top-5 de los mejores pilotos este año. Ahora vamos a revisar las que nos parecieron las mejores cinco carreras de la temporada.

A pesar de que los criterios que he seguido para ordenar las carreras han sido más bien subjetivos, sustentaré con algunos números el lugar que ocupa en el escalafón cada una de ellas (soy ingeniero y me siento incómodo sin cifras, espero sepan disculparme).

5.- Gran Premio de Turquía

¿Por qué está entre las mejores?
Básicamente por un factor: cantidad de rebases. La carrera turca fue una de las más movidas del año, de hecho, en términos de rebases fue la mejor de la temporada con 126 maniobras de adelantamiento!. Las peleas en pista abundaron durante toda la prueba, destacando los duelos entre los coequiperos de McLaren y especialmente entre Alonso y Webber (que se rebasaron el uno al otro en tres ocasiones).

¿Por qué no fue la mejor?
La razón principal por la que esta prueba no está más adelante en el listado, es que nunca hubo incertidumbre sobre su ganador, ya que Sebastian Vettel lidero todas menos una de las vueltas de la competencia (en la vuelta doce, Jenson Button se convirtió en el único otro piloto con vuelta liderada ese fin de semana).

Podio: 1.- Sebastian Vettel 2.- Mark Webber 3.- Fernando Alonso

4.- Gran Premio de Bélgica

¿Por qué está entre las mejores?
En la selección de las mejores carreras al final de la temporada, Bélgica siempre juega con ventaja. El circuito de Spa-Francorchamps abona al espectáculo como ningún otro en el calendario, incluso en las ediciones en las que la lluvia no es factor, como fue el caso de la de este año. Se temía que el uso del DRS adulterara más de la cuenta la carrera en Spa. Afortunadamente, al estar colocada la prueba en la segunda mitad del campeonato, la ubicación y longitud de la zona de activación del DRS pudo ser muy bien calculada, aprovechando la experiencia de las carreras anteriores y por ello rebasar en Spa fue más fácil que en años anteriores pero no llegó a ser escandalosamente sencillo como en Turquía, por ejemplo.

Con todo, con sus 91 maniobras, la carrera en Spa se convirtió en el mejor Gran Premio en este rubro durante la segunda mitad del campeonato.

¿Por qué no fue la mejor?
Spa no consiguió ser la mejor carrera del año, debido a que fue entretenido solo durante su primera mitad y así, aunque tuvimos 5 líderes diferentes: Vettel, Rosberg, Alonso, Hamilton y Button, siete de los nueve cambios en el liderado ocurrieron entre la salida y la vuelta 18, momento a partir del cual Vettel tomo control absoluto de la carrera.

Podio: 1.- Sebastian Vettel 2.- Mark Webber 3.- Jenson Button

3.- Gran Premio de Alemania

¿Por qué está entre las mejores?
Este fue seguramente el Gran Premio más abierto del año. Aunque sólo tres pilotos lideraron la carrera en algún momento (Hamilton, Alonso y Webber), la punta cambio en 10 ocasiones de dueño, el mayor número en cualquier carrera en el año. La mayor parte de los cambios en el liderato ocurrieron como resultado de las paradas en boxes, pero aun así vimos buenas luchas en pista, como la de Hamilton y Webber al inicio de la carrera o la de Hamilton y Alonso pasada la mitad. Finalmente, la carrera nos mantuvo en suspenso hasta cerca del final, ya que se definió a falta de solo 4 vueltas.

¿Por qué no fue la mejor?
Hay pocas cosas que reclamarle a la carrera alemana. Poniéndonos un poco quisquillosos podríamos señalar el bajo número de adelantamientos, ya que registró apenas 52, la cifra más corta (con diferencia) entre las carrera en esta lista. Me cuesta trabajo recordar una carrera en las temporadas recientes que hubiera sido tan entretenida como esta, pero (afortunadamente) este año hubo dos incluso mejores.

Podio: 1.- Lewis Hamilton 2.- Fernando Alonso 3.- Mark Webber

2.- Gran Premio de China

¿Por qué está entre las mejores?
Después de un par de insulsas carreras en Australia y Malasia, la Fórmula 1 llegaba a China. En ese momento los aficionados comenzábamos a preguntarnos si toda esa publicidad que se había hecho sobre el DRS, KERS y gomas autodestructibles tenía algo de sustancia. Shanghái vendría a aplastar todas nuestras dudas.

En esta etapa de la temporada, los equipos aun no tenían claro el manejo de las Pirelli, lo que derivó en una multitud de estrategias que mezclaron completamente la baraja y gracias a esto tuvimos en China el número más alto de líderes (6) en una carrera en toda la temporada: Vettel, Button, Hamilton, Alonso, Rosberg y Massa, así como 8 cambios en la punta.

Gran parte del espectáculo en Shanghái se lo debimos a dos hombres: El eventual ganador Lewis Hamilton y el tercero Mark Webber. Hamilton nos regaló espectaculares maniobras de rebase a partir de la segunda mitad de la carrera, pasando a su compañero de equipo, luego a Rosberg y Massa y finalmente a Vettel por la punta de la carrera cuando solo restaban dos giros y medio. En cuanto a Webber, el australiano arrancaba 18 después de que en Red Bull habían errado la estrategia durante la clasificación. Desde esa posición, Webber realizó una gran remontada, abriéndose paso hacia delante en el clasificador hasta robarle a Button el tercer lugar de la carrera en los últimos giros.

¿Por qué no fue la mejor?
El mayor número de líderes diferentes en todo el año, el tercer total más alto de cambios en la punta de la temporada y una definición a solo tres vueltas del final, entonces, ¿cómo puede ser que no consideremos a Shanghái como la mejor carrera de F1, ya no digamos del año, sino de cualquier prueba desde el Gran Premio de Brasil de 2008?, bueno, la razón es sencilla y se llama Montreal.

Podio: 1.- Lewis Hamilton 2.- Sebastian Vettel 3.- Mark Webber

1.- Gran Premio de Canadá

¿Por qué fue la mejor carrera del año?
¿Por donde deberíamos comenzar para describir la locura que fue la carrera norteamericana?. Iniciemos con su duración. Con 4 horas, 4 minutos y 39 segundos, el Gran Premio de Canadá de 2011 se convirtió en la carrera más larga en los 62 años de historia de la Fórmula 1, incluyendo a las 10 ediciones de las 500 millas de Indianápolis que contaron para el Campeonato Mundial en los 50s!. Para alcanzar esta duración se conjuntaron dos elemento: una suspensión por lluvia de dos horas (2 horas, 5 minutos y 5 segundos, para ser exactos) y 6 salidas del auto de seguridad (otro record para la categoría, por cierto).

Sigamos con el clima. La Lluvia intensa obligó al comisariado de la carrera a arrancar la prueba con los monoplazas por detrás del auto de seguridad (para enojo de casi todos los aficionados). La condición de carrera neutralizada se mantuvo hasta la vuelta 4 y a partir de ahí comenzaron las emociones (y los contactos). Las nuevas Pirelli para condiciones extremas sufrían para mantener a los autos en pista y prácticamente todos los pilotos tuvieron excursiones por el pasto. También abundaron los golpes y el mejor exponente de ellos fue Hamilton, arruinando la carrera de Webber, apenas segundos después de la relanzada y finalmente quedando fuera después de hacer contacto con Button en la recta de meta antes de cerrar el giro 7, incidente por el que saldría por segunda ocasión el auto de seguridad. La lluvia pareció dar un respiro a los competidores, pero regresó con fuerza alrededor del giro 19, para obligar a una nueva salida del auto de seguridad en el giro 22 y derivando en la bandera roja en la vuelta 24. El clima seguiría siendo factor, porque cuando se decidió relanzar la carrera, pronto fue claro que los neumáticos de lluvia extrema debían ser cambiados por intermedio. Posteriormente, lo increíble, después de tremendo diluvio salía el sol!, obligando a los competidores a cambiar por gomas lisas cuando faltaban unas 20 vueltas para terminar la carrera y la pista seguía muy mojada, lo que provocaba una nueva ronda de excursiones fuera de pista de varios pilotos.

Todo sumado, la carrera fue tremendamente entretenida, con peleas por posición en todos los puntos de la pista, lo que resultaría en el segundo total más alto de rebases en todo el año (125) y eso que no se contó con el beneficio del DRS durante la mayor parte de la prueba. Además, la carrera en Canadá fue la que aportaría el final más emocionante del año, definiéndose en la curva 6 de la última vuelta, cuando Button aprovechaba un pequeño error de Vettel para pasarlo y conseguir la victoria.

Hablando de Button, en esta carrera se convirtió en el piloto que más rebases consiguió en una prueba en el año (34!) y enhebró una de las mejores remontadas que se recuerde, recuperando 20 puestos para pasar de último a primero en 30 giros!. La carrera del británico fue espectacular, por ello creo que el mejor argumento que se puede hacer a favor del Gran Premio de Canadá como el mejor del año es la gráfica de carrera de su ganador, simplemente de locos:

Podio: 1.- Jenson Button 2.- Sebastian Vettel 3.- Mark Webber

¿Qué les pareció la selección?, ¿están de acuerdo con el orden?. Como siempre, esperamos sus comentarios.