Ayer David Rubia nos comentaba sobre la aparente resignación de Robert Kubica a no participar en el inicio de la temporada 2012 de la Fórmula 1. Digo aparente, porque hoy el manager del piloto polaco, Daniele Morelli, ha revelado que la versión de la historia que hemos conocido a través del comunicado de Lotus-Renault podría no haber estado completamente apegada a la verdad.

Según Morelli, en su comunicación con Renault, Robert Kubica nunca descartó el estar listo para arrancar la temporada. Lo que el piloto polaco informó al equipo fue que no existía certeza de que estaría físicamente preparado para participar en las pruebas de febrero:

No entiendo por qué Renault ha cambiado las palabras de Robert, No es verdad que no vaya a estar listo para 2012. Lo que él dijo fue que no tenía la certeza de estar en forma física para participar en los ensayos de febrero. Contamos y esperamos con que esté listo, pero en cualquier caso su retraso sería de unos pocos meses, 2013 nunca fue mencionado. Renault tomará su camino en [la selección] de sus pilotos, mientras que nosotros buscaremos soluciones alternativas.

Otra inexactitud en el comunicado del equipo habría sido la suposición de que Kubica tendría algún tipo de acuerdo que lo vincularía con Lotus-Renault hasta 2012, situación que Morelli descarta completamente, señalando que Kubica no está comprometido por contrato con nadie, más allá de diciembre de este año:

[Su contrato con Renault] no se extiende hasta 2012, concluye al finalizar diciembre, así que a partir del 1 de enero seremos libres de ir en cualquier dirección.

Parece que con esto queda cerrada la posibilidad de que Robert regrese a competir con su último equipo, lo que sin duda avivará los rumores de posibles negociaciones con equipos como Ferrari. Sin embargo, creo que todos los potenciales empleadores del piloto polaco esperarán a tener más información de la forma física que actualmente guarda Kubica, ya que los detalles de su proceso de rehabilitación se han manejado muy discretamente. Sobre este tema el propio Robert Morelli aportó algo de luz:

Los planes ya se han ido a volar, pero si Robert regresa será porque será competitivo como antes y atractivo para los mejores equipos. Por ahora tiene algo de sobrepeso, pero su pierna derecha ya tiene casi el mismo tono muscular que la izquierda. El fijador externo en su codo le será removido el próximo martes, así que desde ese punto estará libre de ese pedazo de metal.

La sensibilidad de la mano va bien, la única limitante es la fuerza, los músculos del antebrazo estuvieron inmovilizados por mucho tiempo, así que hay mucho trabajo por hacer, pero es solo cuestión de tiempo. Para fines de enero su fuerza debe ser adecuada.