El piloto brasileño ha terminado el Gran Premio de Singapur muy molesto con el desenlace de la lo que ha sido la decimocuarta prueba del campeonato. Una carrera en la que el piloto de Ferrari ha sido víctima de un pinchazo en su rueda trasera derecha después de que Hamilton le golpeara en la vuelta doce, concretamente en la frenada de la curva siete del circuito singapurense. El piloto británico la “volvió a liar”, su agresividad y su temperamento volvió a escena provocando un accidente innecesario. Lewis Hamilton intentó adelantar a Felipe Massa tras aprovechar el DRS y el rebufo, ambos se emparejaron a la salida de la curva seis. Massa apuró la frenada correctamente y entro por dentro, Hamilton, muy optimista intentó recuperar el interior del ángulo de la curva cuando todavía estaba en línea con el Ferrari. El toque fue inevitable y el campeón del mundo rompió el alerón delantero, mientras que Massa tuvo que regresar a boxes en una vuelta muy lenta por la destrucción literal de su neumático trasero.

Este inconveniente y la mala fortuna estratégica propició que el brasileño terminara en novena posición con vuelta perdida respecto el vencedor de la prueba, Sebastian Vettel. Sin embargo, y a pesar de que Hamilton fue sancionado con un drive-through, el piloto de McLaren pudo ascender hasta la quinta posición final.

Este enfrentamiento se repite un día después de que ambos pilotos estuviesen a punto de chocar en la curva diecinueve del circuito durante el desarrollo de la Q3. El rostro del piloto brasileño exteriorizaba mucha rabia e impotencia al bajarse del monoplaza una vez concluido el Gran Premio. El piloto de Ferrari volvió a matizar la peligrosidad con la que compite Lewis Hamilton y criticó duramente su comportamiento.

Ha vuelto a pasar, Hamilton no piensa. Si no lo hace en la clasificación, ¿te imaginas en la carrera? Él podría haber ocasionado un grave accidente y está pagando por ello. Yo estaba en el centro y me he encontrado con un pinchazo que me ha costado muy caro.

Cuando salió el safety car yo tenía los neumáticos equivocados. La FIA tiene que ver esto y penalizarle lo que haga falta. Si ni siquiera puede escuchar a su padre, como puedes imaginar que él vaya a escucharme a mí.

Declaraba con mucha indignación e impotencia el piloto de Ferrari en la rueda de prensa bajo la noche de Singapur. En el área de entrevistas, ambos pilotos han coincidido y el brasileño no ha escondido su enfado y ha tocado el hombro del piloto británico, interrumpiendo la entrevista del británico y reprochando su actuación: "¡Buen trabajo!, ¡muy bien!"