Hace unos minutos la FIA ha emitido un comunicado sobre su posición respecto a todo el asunto de los escapes sopladores y los mapas del motor. Lo último que os hemos contado es que esta mañana se ha producido una reunión de urgencia antes de la clasificación en la que se ha llegado a un acuerdo por todas las partes: no habría más cambios este fin de semana y en una reunión de la próxima semana se continuará tratando el tema.

En el comunicado realizado por la Federación Internacional se indica que:

Durante la mañana del sábado se hizo una reunión extraordinaria del Grupo de Trabajo Técnico, los miembros discutieron la viabilidad de volver a la configuración anterior a Silverstone.

Si los equipos están de acuerdo de forma unánime, la FIA está disputa a adoptar este acuerdo hasta el final de la temporada actual.

Dicho de otro modo, la FIA se desmarca completamente de una situación que han provocado ellos, demostrando una vez más una clara falta de competencia en el órgano rector de este deporte.

Cambiar las reglas una vez ha comenzado la temporada no trae demasiadas cosas buenas y muchas veces se pueden producir situaciones injustas. Ahora la FIA se quiere quedar al margen de una situación que han provocado ellos y de la que están detrás hace varios meses. Una vez se ha generado una situación caótica, hecho aumentar tensiones entre los equipos, que decidan ellos.

Ahora habrá que esperar a ver que deciden los equipos y si todos están de acuerdo para que todo vuelva a ser como antes o si por el contrario habrá más tensiones dentro de la FOTA. Sea como fuere, queda demostrado una vez más una clara incompetencia de la Federación Internacional que no hace más que ensuciar la Fórmula 1 con este tipo de actitudes.