La noticia acaba de hacerse oficial, después una larga reunión y que durante el día de ayer este cambio se diara por hecho, la FIA no ha cedido a las exigencias de Renault, que pedía tener el limite de soplado en el 50%, y mantiene las normas establecidas en el Consejo Mundial del Motor.

Así pues la norma queda de la siguiente manera, todos los equipos deben limitar sus mapas motor para expulsar el 10% de los gases en frenada a 12.000 rpm y se puede llegar al 20% cuando el motor gire a 18.000 rpm. Todo número que esté por encima de estos porcentajes será tomado como ilegal.

Las quejas no se han hecho esperar, y el equipo Red Bull con Christian Horner a la cabeza se ha mostrado muy enfadado con la decisión tomada por la FIA, y exigía poder hablar con Charlie Whiting. El jefe del equipo Red Bull ha declinado hacer declaraciones a los medios y estudia como poder reclamar a la FIA para poder impugnar la última decisión tomada por los comisarios.

El enfado de los equipos que llevan motor Renault está ocasionado por que los motores Mercedes funcionan de forma totalmente distinta al resto, y expulsan muchos más gases que los demás motores. Para hacerse una idea y con datos de telemetría del año 2009, el motor Mercedes con la limitación al 10% de soplado, expulsa como si estuviera limitado al 70%, básicamente por eso Red Bull exige que se les permita llegar al 50% a los motores Renault.

Actualización - 13:30

Todo queda como estaba, tras la reunión que la FIA ha mantenido con los jefes de los equipos de la parrilla, se ha decidido mantener la limitación al 10%. La próxima semana habrá una nueva reunión en la que se volverá a discutir el asunto.

Actualización - 12:30

La FIA ha convocado otra reunión con los jefes de equipo y Charlie Whiting para volver a hablar sobre el asunto de los difusores soplados. Estamos esperando nuevas informaciones.

Imagen: Vavel