Segundo en la grilla de partida, Fernando Alonso esperaba por lo menos terminar en el podio del Gran Premio de Canadá. Pero la suerte, esa última compañera que a veces hace falta para lograr el objetivo, esta vez no estuvo de su lado. Un toque con el británico Jenson Button en el giro 36 acabó con el Ferrari del asturiano atrapado sobre los pianos de la pista, terminando con las esperanzas del bicampeón mundial.

Luego de finalizada la competencia en Montreal, el piloto de Ferrari se refiere en extenso a su actuación sobre asfalto canadiense, culpando incluso a la mala suerte por el pobre resultado final:

Hemos tenido mucha mala suerte. Por ejemplo, luego que decidimos calzar gomas intermedias, ha comenzado a llover casi torrencialmente. Y después de volver a ser competitivo he tenido el accidente con Button, donde no creo ser yo el responsable. Mi carrera terminó en ese instante y al final ha sido él quien ganó la competencia. Es lamentable no lograr el buen resultado que merecíamos, al parecer este año no parece ser favorable para nuestros objetivos ¿El campeonato? La temporada es larga, pero…

Fernando Alonso continua lamentándose de la maldición que parece perseguir a su escudería, pero tiene esperanzas de mejorar su situación en Valencia, próxima carrera del campeonato:

La mala suerte nos persigue más allá de lo razonable. Nosotros teníamos reglajes perfectos tanto para piso seco como mojado, pero luego que pusimos neumáticos intermedios, llueve. Uno no puede hacer mucho ante casos como este, a pesar que el monoplaza funcionaba bien y estábamos con grandes chances de marcar muchos puntos. En fin, el próximo Gran Premio se desarrollará en Valencia, un circuito que debe ser favorable para Ferrari. Espero tener una buena actuación allá y abrochar un mejor resultado que en Canadá. Aunque no será difícil obtener algo mejor que esta última carrera.