Paul Di Resta ha calificado la actuación de los comisarios en el Gran Premio de Canadá de "ridícula" después de ser penalizado con un Drive Through tras tener un toque con Nick Heidfeld. El piloto escocés acumula ya dos sanciones en las dos últimas carreras, recordando que fue penalizado en Mónaco tras provocar un incidente en la curva de Loews.

El piloto de Force India no aceptaba la culpa en el incidente que tuvo con Heidfeld, para Di Resta la culpa fue del piloto alemán que trató de frenar al escocés en la chicane, provocando un accidente entre ambos. Para el Campeón de la DTM la sanción fue totalmente ridícula:

Ni siquiera es dura, es ridícula. Yo había tenido la oportunidad de pasar a Heidfeld la vuelta antes del incidente, pero pensé en esperar una mejor oportunidad.Tuve otra oportunidad, me pegué a él, pero él estaba tratando de frenarme y lo que estaba haciendo, nunca se puede hacer en la chicane, el resultado fue que destrozó mi alerón delantero.

Di Resta continuaba dándole vueltas a la sanción que había recibido y no entendía cómo podía ser culpable del toque que tuvo con Nick Heidfeld. El escocés se quejaba amargamente de haber recibido otra sanción que le había hecho acabar en decimoctava posición después de tener que haber cambiado su ala delantera y haber tenido que hacer un Drive Through:

Tuve que parar a cambiar de ala y me sancionaron con un drive-through, pienso que fue una sanción muy dura. Yo no sé cómo tuve la culpa del incidente. Estaba delante mía, yo tracé la curva y él me cerró y todo lo que sucedió fue que mi ala delantera quedó dañada, así que no le pude superar. Esta vez, creo que definitivamente no era merecedor de un drive-through, que fue precioso en términos de tiempo

Vía: TheF1Times | Imagen: Factor Motor