Daniel Ricciardo, piloto probador de Red Bull y Toro Rosso, ha afirmado que está listo para debutar en la Fórmula 1. El piloto australiano ha admitido que su entrada en el 'Gran Circo' podría estar relacionada con una hipotética marcha de Mark Webber de Red Bull.

El joven piloto esta temporada debería correr las World Series, aunque ya ha confirmado que se perderá la carrera inaugural para poder estar en el Gran Premio de China. Ricciardo seguirá acaparando uno de los monoplazas de Toro Rosso en la primera práctica de los viernes, en Malasia ocupará el sitio de Sebastian Buemi.

El piloto probador de los equipos de Red Bull afirmaba que el contrato que tiene para rodar los viernes ya es todo un regalo, y no quiso hablar de una posible salida de su compatriota Mark Webber. Pese a ello, se mostró totalmente dispuesto a aprovechar cualquier oportunidad que le surja en la Fórmula 1:

Este contrato del viernes es ya como un regalo del cielo y la segunda mejor cosa sería la de ser piloto oficial de F1. Es un paso obvio hacia adelante para mí. Es prematuro especular sobre lo que Mark va a hacer.Estoy muy contento con la situación ahora, pero si hay algo que se plantea entonces yo estaría dispuesta a aumentar

Parece que el ambiente en Toro Rosso está un poco caldeado, la mala relación entre Sebastian Buemi y Jaime Alguersuari, parece acrecentarse después de un cruce de acusaciones en las que discutían sobre quién había chocado contra Nick Heidfeld en el Albert Park. Después del incidente, Buemi dijo: "Jaime y yo vamos a tener unas palabritas", muy enfadado por el comportamiento del español. Esta situación tan complicada dentro del box podría abrir la puerta a Ricciardo que está tratando de pescar en mar revuelto.

En estos momentos parece que Toro Rosso tiene más confianza en Jaime Alguersuari, y quien tendría más papeletas para quedarse sin asiento sería Buemi, aunque esto se tendrá que reafirmar en pista y tendremos que ver si el segundo equipo del toro no tiene un relevo de pilotos a mitad de temporada.

Vía: Motorsport | Imagen: Red Bull