El equipo suizo de Fórmula 1 está afrontando su segundo año después de su regreso con mayor satisfacción y ambiciones diferentes. El jefe del equipo Peter Sauber, está muy contento con el rendimiento del C30 y del trabajo realizado por sus pilotos. Muchos pensaban que el debutante Sergio Pérez no estaba preparado todavía para comenzar su carrera profesional como piloto de Fórmula 1. Pero después de una gran solidez demostrada en invierno y en la primera cita de la temporada, el equipo solo puede elogiar el gran talento que ha demostrado este joven en sus primeros kilómetros de la temporada.

El piloto mexicano fue el único de toda la parrilla que finalizó la carrera con tan solo un cambio de neumáticos. Esta circunstancia no se espera de un piloto novato, ya que la leve experiencia de un debutante en un monoplaza de Fórmula 1, siempre te acondiciona a cometer errores o a no tener una constancia con los neumáticos. Pero no fue así, Sergio tuvo un gran ritmo durante toda la carrera. Durante el último y segundo stint, utilizó el compuesto blando y para más inri consiguió ser el sexto piloto más rápido de la carrera. Concretamente, tres décimas más rápido que su compañero.

El jefe del equipo Peter Sauber, califica la actuación de Sergio Pérez con un sobresaliente y admitió estar muy impresionado por su actuación.

Sí, me sorprende. Mi primera impresión fue muy buena porque le seguí en su última temporada de GP2 y el hizo un gran trabajo. También durante las pruebas de invierno estábamos muy contentos con él, pero en la carrera fue sobresaliente.

Explicaba Peter Sauber en una entrevista publicada en Autosport. Impresionado por su gran rapidez, constancia y en la forma que supo administrar sus neumáticos.

Treinta y cinco vueltas con mismos neumáticos blandos, es increíble.

Sauber también admitió que el equipo no tuvo la certeza de pensar en hacer una única parada antes de comenzar la carrera, ya que no creían que fuese una posibilidad lógica.

Nunca fue una decisión, estaba claro que debíamos hacer una segunda o tercera parada. Pero entonces los tiempos eran buenos y después de 40 vueltas lo discutimos y vimos que era posible hacer una parada. El ingeniero hablo con Sergio y él dijo que era muy posible llegar hasta el final.

El director técnico de la escudería James Key, también elogió al piloto mexicano después de su gran debut en Melbourne.

Un trabajo excelente para un piloto novato en su primera carrera. Nos pareció que era rápido de todos modos, pero creo que afrontar 38 vueltas con un neumático blando que nadie creía posible, es de sobresaliente.