José Ramón Carabante, presidente de Hispania Racing, ha admitido que su equipo tiene algunos problemas económicos y que estos tuvieron gran influencia en que HRT no lograra clasificarse en Albert Park dentro de la regla de 107%. Pese a ello, el empresario español se ha mostrado confiado y ha informado de que están a punto de cerrar varios acuerdos de patrocinio que les hará suplir estos problemas de financiación.

Carabante explicaba que su presupuesto es muy limitado, el menor de toda la parrilla, y eso les hizo iniciar el desarrollo del F111 muy tarde. Por este motivo, no pudieron presentar su nuevo monoplaza antes y no pudieron probarlo en toda la pretemporada. El presidente del equipo dijo:

Si tuviéramos el presupuesto de los otros equipos, habríamos llegado a la primera carrera de la temporada con 3000 kilometros hechos en pretemporada. Como el año pasado, iniciamos el desarrollo del coche es demasiado tarde, debido al presupuesto.

El presidente de Hispania Racing mostraba los problemas que habían tenido al cerrar algunos acuerdos de patrocinio, que al final no habían llegado a buen puerto. Además, afirmó que si Liuzzi hubiera rodado unas cuantas vueltas más y calificó de "milagro" el trabajo hecho:

Estábamos cerrando [sponsor] acuerdos que al final no llegaron. Así que nos pusimos una meta realista con el presupuesto que teníamos. Hemos hecho 11 vueltas con Liuzzi. Si lo hubiera hecho 20, se habría clasificado. Acercarse a menos de 1,7 segundos sin haber hecho casi ninguna prueba es un milagro.

José Ramón Carabante finalizó hablando de lo que está por venir. El murciano se mostró muy confiado del rendimiento que tendrá su nuevo monoplaza y se animó a decir que estarán por delante de Lotus y de Virgin. La temporada pasada Hispania logró superar a Virgin y, según dijo Carabante, este año están en una situación mucho mejor que la que sufrieron el año pasado:

Va a ser suficiente para estar por delante de Lotus y de Virgin. El año pasado estábamos en una condición peor que ahora y terminamos por delante de Virgin que tiene el doble de nuestro presupuesto, y detrás de Lotus sólo por un accidente.

La situación de Hispania Racing es muy normal ya que es un equipo muy modesto que, aún, está tratando de cerrar algunos acuerdos de patrocinio para lograr mejorar su posición en la parrilla y suplir los actuales problemas financieros. Lo que no se puede comprender es que el propio presidente de la Federación Española de Automovilismo, Carlos Gracia, critique al equipo español. Sumado a esto, la campaña de algún periódico deportivo de tirada nacional que parece empeñado en hundir a Hispania. Al contrario, todos deberíamos apoyar y aplaudir el proyecto que está tratando de poner en marcha José Ramón Carabante.

Vía: ESPN | Imagen: Hispania Racing