Ha sucedido esta mañana cuando el piloto brasileño tan solo llevaba doce vueltas completadas a los mandos del F150, un humo blanco comenzaba a aparecer en la parte posterior del Ferrari pilotado por Felipe Massa, caía sobre sus ruedas aceite y el piloto trompeaba. Tras reemprender la marcha se ha visto salir llamaradas de la parte posterior del monoplaza y un nuevo trompo ha dado por finalizada la sesión matinal del piloto.

De este modo el motor de Ferrari ha dicho adiós poco más de media hora después del inicio de esta tercera jornada de entrenamientos en Cheste. Este motor, ha sido usado por Fernando Alonso en los dos primeros días y también fue el que usaron ambos pilotos en las pruebas que realizaron los italianos en el circuito de Fiorano. En total, si hacemos el cómputo total de las vueltas que ha dado este motor en el trazado de Cheste el kilometraje completado por este motor motor es algo menos del doble de lo que suelen durar.

Esta rotura ha detenido la sesión durante unos minutos mientras el monoplaza era llevado de nuevo al garaje de la escudería italiana. Durante el resto de la mañana el piloto brasileño no ha salido al circuito, en la escudería italiana han cambiado el motor y han realizado diversas reparaciones para poner a punto el monoplaza. Ha sido después de la comida, hace tan solo unos minutos, cuando Felipe Massa ha salido de nuevo a la pista y ha continuado con su jornada de entrenamientos.

Probablemente una vez terminen los entrenamientos libres esta tarde la escudería italiana de más explicaciones de lo que ha podido suceder en el motor del F150 y si esta avería supone algún contratiempo más allá de haber perdido una mañana de entrenamientos.

Imagen: Autosport